01/11/2008

Autogestión en Sarandí

Organización: Cooperativa de Trabajo San Carlos

La Cooperativa de Trabajo San Carlos (ubicada en Sarandí, partido de Avellaneda) es una cooperativa argentina recuperada por sus trabajadores, si bien el proceso de apropiación no fue tan traumático como en aquellos en los que los trabajadores debieron intervenir para evitar el cierre definitivo.

La originalmente denominada fábrica Modego –dedicada al moldeado y corte de caucho para la industria de filtros para automotores– atravesó por un período de deterioro que la llevó a la quiebra. Aún así, su dueño, Carlos Jaunsaras, mantuvo al personal completo, pero agobiado por las deudas decidió quitarse la vida.

Cuando los trabajadores formaron la cooperativa resolvieron ponerle su nombre a la entidad. Los primeros tiempos se caracterizaron por grandes dificultades de todo tipo: ausencia de efectivo para proveerse de materias primas, dificultades técnicas de funcionamiento, jornadas de trabajo interminables, muy escasas ventas, entre otras.

Gracias al esfuerzo compartido de los trabajadores y al aumento de la demanda, a fines de 2002 la producción se incrementó. Por eso la cooperativa adquirió un galpón a media cuadra de la fábrica para trasladar la sección de corte, además de una camioneta usada para reducir los gastos de flete. Además, la obtención de la norma ISO 9001-2001 convirtió a la cooperativa en una empresa competitiva dentro del mercado de filtros automotrices.

BUSCAR EN BUENAS PRÁCTICAS

Con la colaboración de: