03/05/2009

Una cooperativa para dar trabajo a personas con discapacidad intelectual

Organización: Cooperativa La Fageda

En abril de 1982 un joven psicólogo zaragozano con nombre de descubridor, Cristóbal Colón, le explicaba al entonces alcalde de Olot (Girona, España) la intención de crear una empresa en la comarca que diera trabajo a 14 personas con discapacidad mental. Un proyecto empresarial con el que contribuiría a mejorar la calidad de vida de un colectivo invisible, en muchas ocasiones, para la sociedad. Aparte del nombre de la futura empresa -La Fageda- pocas cosas más sabía aquel utópico emprendedor del negocio que pretendía crear. Así lo explica la periodista y editora Dolors González en el libro La Fageda. Historia de una locura (La Magrana), publicado el año pasado coincidiendo con el 25 aniversario de la empresa. En él, la escritora desgrana las claves del éxito del proyecto social y empresarial, a través de emotivas historias de sufrimiento y superación de sus protagonistas.

Hoy, el impulsor de esta cooperativa se muestra especialmente orgulloso de formar parte de la tercera empresa productora de yogur en Cataluña y, sobre todo, de dar trabajo a más de 100 personas integrantes de los colectivos para los cuales se ideó el proyecto: «En la comarca, todas las personas que tienen una disminución psíquica o una enfermedad mental crónica pueden trabajar», explica con satisfacción. En el resto de la región, el 95% de los enfermos mentales está en el paro.

La producción láctea es la actividad más importante de La Fageda. Las 500 vacas que hay en la granja producen la leche que sirve para elaborar los postres. La empresa se ocupa de todo el proceso: desde la cría del ganado hasta el producto final. De la cooperativa salen al año 30 millones de unidades de yogures.

La producción de lácteos ha dado estabilidad a la cooperativa y, lo que es más importante, ha supuesto una oportunidad única para las personas con discapacidad, las cuales, en la mayoría de los casos, hubiesen quedado excluidas del mercado laboral. Mediante el trabajo han recuperado la autoestima, se sienten útiles y reconocidos. Quizás sea éste el mayor beneficio de La Fageda.

BUSCAR EN BUENAS PRÁCTICAS

Con la colaboración de: