08/11/2010

Sectores de la nueva economía 20+20: Economía Social

José Luis Monzón Campos, Isidro Antuñano Maruri y Francisco Marco Serrano
2010

Ha sido publicado el Informe ‘Sectores de la nueva economía 20+20: Economía Social’, promovido por EOI, Escuela de Organización Industrial, y realizado por un equipo de investigadores de CIRIEC-España, compuesto por los profesores José Luis Monzón Campos, Isidro Antuñano Maruri y Francisco Marco Serrano. El Informe se enmarca en un proyecto de EOI, cuyo objetivo es presentar experiencias empresariales exitosas, representativas de los valores y usos de la Nueva Economía, con el fin de comprender las claves del éxito de estas entidades. En una primera fase del proyecto se han analizado 100 empresas de 5 sectores, entre ellos el de la economía social.

Tras delimitar el ámbito y la creciente importancia de las empresas que la componen, el Informe sobre economía social analiza los casos de 20 empresas de éxito, seleccionadas con la colaboración del CEPES, como máxima entidad representativa del sector en España.

Concretamente, las empresas analizadas han sido las cooperativas Consum, Gredos San Diego, Centro de Enseñanza Samaniego, Suara Cooperativa, Tralival, la Fundación Espriu y sus Instituciones de Cooperativismo Sanitario, Oviaragón y La Fageda; las sociedades laborales Textils Mora, Transportes Urbanos y Servicios Generales (TUSGSAL) y Valrisco; los centros especiales de empleo FLISA, Technosite y Tasubinsa; las empresas de inserción Zonas Verdes Cordobesas, Manipulados y Servicios Picarral, y Berziklatu; las mutualidades Mutual Médica y Montepío Loreto, la Cofradía de Pescadores de Roses y el Grupo Empresarial Mondragón. De cada una de ellas se presenta un informe de unas 10 páginas y, al final del libro, unas conclusiones individualizadas.

El Informe concluye con unas “lecciones transversales”, basadas en los rasgos comunes que presentan las entidades analizadas. Entre dichas lecciones destaca que las empresas de economía social se diferencian claramente en su mapa de valores de las empresas ordinarias controladas por el capital; se orientan hacia la viabilidad a largo plazo, basada en la satisfacción de las necesidades de su clientela; generan un elevado número de puestos de trabajo; apuestan por la calidad de los procesos productivos, como garantía de su sostenibilidad; tienen vinculación al territorio, frente a otras concepciones más impersonales, y presentan una elevada frecuencia de trabajo colaborativo en red.

Como conclusión final, el Informe asegura que la economía social y la viabilidad empresarial sostenible van de la mano cuando se aúnan valores sociales, personas emprendedoras, organizaciones flexibles y trabajo bien hecho.

BUSCAR EN ESTUDIOS E INVESTIGACIONES

Con la colaboración de: