27/02/2009

Ley 11/2008, de 3 de julio, de la Generalitat, de Participación Ciudadana de la Comunidad Valenciana

Esta Ley sitúa a la Comunidad Valenciana a la vanguardia de las políticas de fomento de la participación ciudadana y el buen gobierno, reforzando la democracia y garantizando la participación de todos los ciudadanos en la realización de sus fines. Se inspira en el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana, que en su artículo 9.4 concreta que todos los valencianos tienen derecho a participar de forma individual, o colectiva, en la vida política, económica, cultural y social de la Comunitat, y que la Generalitat promoverá la participación de la sociedad civil en los asuntos públicos. Esa participación, según la norma institucional básica valenciana, debe favorecer la intervención en los asuntos públicos de las comunidades de valencianos asentadas fuera de la Comunitat (artículo 3.3), de los consumidores y usuarios (artículo 9.5), de sectores o categorías de ciudadanía más desfavorecidas, como las personas con discapacidad, las personas mayores o los jóvenes (artículo 10), así como la igualdad de derechos de hombres y mujeres en todos los ámbitos.

El texto se inspira y recoge los principios establecidos en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, siendo los más destacados en materia de participación ciudadana la libertad de expresión y de información en el artículo 11, la libertad de reunión y de asociación en el artículo 12, la igualdad entre hombres y mujeres en el artículo 23, los derechos del menor en el artículo 24, los derechos de las personas mayores en el artículo 25, la integración de las personas discapacitadas en el artículo 26, la protección de los consumidores y los derechos relacionados con la “Ciudadanía” (entre los que destacan el derecho a una buena administración en el artículo 41 y el derecho de acceso a los documentos).

La presente Ley tiene también como marco de referencia el Libro Blanco para la Gobernanza Europea, aprobado por la Comisión el 25 de julio de 2001, con una serie de recomendaciones tendentes a profundizar en la democracia y aumentar la legitimidad de las instituciones.

Partiendo de estos contenidos se pretende lograr una ciudadanía activa, responsable y participativa, esto es, una sociedad civil organizada a través de Entidades Ciudadanas que formule propuestas y que colabore en su aplicación con las instituciones públicas de la Comunitat Valenciana.

En concreto, los fines que persigue la presente Ley son:
– Fomentar la participación ciudadana en una sociedad plural para la defensa de los valores democráticos y los derechos humanos.
– Profundizar en el acercamiento de las instituciones públicas valencianas a la ciudadanía, tratando de involucrarla en la gestión pública que realizan.
– Propiciar la implicación de la ciudadanía en la actuación de la Administración Autonómica Valenciana.
– Garantizar a la ciudadanía la información de los procedimientos que promueva, desarrolle o tramite la Administración Autonómica Valenciana para conseguir la mayor transparencia en la gestión pública.
– Establecer mecanismos de evaluación de las políticas públicas y de investigación del estado de la opinión pública.

BUSCAR EN LEGISLACIÓN

Con la colaboración de: