06/06/2011

El OIBESCOOP participó en una jornada de GEZKI en San Sebastián sobre la contribución de los observatorios de economía social al conocimiento

Los observatorios son esenciales para visibilizar el sector de la economía social y cuantificarlo, pero también como fuente de información para establecer objetivos estratégicos de las empresas, para incrementar su prestigio y aumentar su fuerza de negociación ante las distintas administraciones públicas.

Así se puso de manifiesto el pasado 5 de mayo en San Sebastián, en el Seminario sobre Observatorios, en especial de Economía Social, organizado por el Instituto de Derecho Cooperativo y de Economía Social (GEZKI) de la Universidad del País Vasco (UPV). En dicho seminario participaron el director general de Economía Social y RSE del Gobierno Vasco, Felipe Yarritu, junto con representantes de las organizaciones de la economía social del País Vasco y Navarra, miembros de GEZKI y representantes del OIBESCOOP y de CIRIEC-España.

El seminario, coordinado por Aitor Bengoetxea, secretario de GEZKI, se inició con una ponencia de Elena Martínez Tola, profesora de la UPV, en la que ha repasado las principales características que debe reunir un observatorio de calidad, exponiendo ejemplos de distintos observatorios, entre ellos el OIBESCOOP. Para Martínez Tola, entre otras cuestiones es esencial que un observatorio sea dinámico y abierto a la participación, se mantenga vivo y en constante mejora. Debe ser de fácil acceso y contar con buenas herramientas de difusión, aprovechando todas las posibilidades de las nuevas tecnologías de la información.

A continuación se expusieron las experiencias de una serie de Observatorios, como son el Observatorio para el Desarrollo Socio-económico de Euskal Herria (GAINDEGIA), el Observatorio Vasco de la Inmigración (IKUSPEGI), el proyecto TESS, de la Cámara Regional de Economía Social y Solidaria (CRESS), el Observatorio Vasco de Economía Social (OVES-GEEB), que dirige GEZKI, y los Observatorios que se realizan desde la Universidad de Valencia y CIRIEC-España, en colaboración con distintas entidades, y que son el Observatorio Español de la Economía Social, el valenciano Observales y el iberoamericano OIBESCOOP.

El vicepresidente de CIRIEC-España y director ejecutivo del OIBESCOOP José Mª Pérez de Uralde expuso, entre otros, los objetivos del observatorio iberoamericano, entre ellos el desarrollo de la Red de Agentes Especialistas del Observatorio en Iberoamérica, que son los que proveen al mismo de información básica y procesada en temas legislativos, de políticas públicas, innovaciones sociales en materia de generación de empleo, organismos, estudios e investigaciones.

Por su parte, el periodista de CIRIEC, José Juan Cabezuelo, recientemente galardonado con el Premio Pepe Miquel al Trabajo Periodístico, que otorga la Confederación de Cooperativas de la Comunidad Valenciana, hizo un repaso de las secciones de las que consta el Observatorio Español, de estadísticas, legislación y de noticias de actualidad, recordando la importancia del envío semanal del boletín electrónico de actualidad del Observatorio, así como del boletín mensual de novedades jurídicas, realizado por el centro de documentación CIDEC.

Análogo al boletín de actualidad, Cabezuelo señaló que CIRIEC-España elabora desde hace ya dos años para la Fundación Divina Pastora el Boletín del Mutualismo y la Economía Social, que se envía en estos momentos a más de 50.000 personas.

En una segunda parte de la jornada, los distintos representantes de entidades de la economía social realizaron una breve presentación de sus organizaciones y expusieron su valoración sobre los observatorios, señalando su utilidad. En esta parte intervinieron Patxi Ormazabal, presidente de la Confederación de Cooperativas de Euskadi (KONFEKOOP); Josetxo Hernández, director gerente de la Agrupación de Sociedades Laborales de Euskadi (ASLE); Antonio Martínez de Bufanda, coordinador general de la Asociación Navarra de Empresas Laborales (ANEL); Pablo Moralla, coordinador de la Asociación de Entidades de Trabajo Protegido de Euskadi (EHLABE), y Carlos Askunze, gerente de la Asociación de Empresas de Inserción del País Vasco (GIZATEA) y coordinador de la Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS).

Todos ellos valoraron muy positivamente las aportaciones de los observatorios, incidiendo en la importancia de que ofrezcan datos homogéneos y comparables, y en que el modelo se difunda a distintos públicos, incluido el alumnado universitario.

Cerró la jornada el director general Felipe Yarritu, junto con el director del Observatorio Vasco de Economía Social (OVES-GEEB) y del Instituto GEZKI, Baleren Bakaikoa. Yarritu concluyó que los observatorios de economía social son elementos esenciales para el sector, para lograr alcanzar el prestigio que se merece ante el resto de los agentes económicos y la sociedad en general.

BUSCAR EN NOTICIAS

ÚLTIMOS TWEETS