24/02/2017

En marcha la nueva Asociación OIBESCOOP, que con CIRIEC-España da continuidad al Observatorio Iberoamericano de Economía Social

Buenas noticias para el sector iberoamericano de la economía social y sus investigadores. El pasado 21 de febrero se celebró en Madrid una reunión de los miembros de la nueva asociación OIBESCOOP, que da continuidad al proyecto iniciado en 2008 en la Universitat de València, y es heredera también de la intensa actividad investigadora y editorial realizada por FUNDIBES, hasta su extinción en 2012. El nuevo OIBESCOOP, con sede en la Universidad de Zaragoza y presidido por la profesora Carmen Marcuello, se constituye para, en palabras de su presidenta “reavivar la colaboración en la investigación en Economía Social en los países de Iberoamérica, generando un espacio común de la economía social”.

La Asociación OIBESCOOP quiere servir de punto de referencia y de apoyo en los procesos de colaboración entre investigadores e instituciones. Sus estatutos establecen como fines “la promoción, el desarrollo, estudio, fomento y protección de la Economía Social, especialmente en el ámbito Iberoamericano y desde una perspectiva científica y académica”. Dichos fines tienen como principal objetivo “la consecución del interés general y un desarrollo humano y económico sostenible y justo”.

Según explica Carmen Marcuello, con el nuevo OIBESCOOP “se trata de recuperar los esfuerzos ya realizados hasta ahora, y renovarlos a través de una red sólida, rigurosa y activa”. Para ello, en las próximas semanas se retomará el contacto y, en su caso, se actualizará y ampliará la Red de Especialistas Iberoamericanos en Economía Social, integrada por expertos de 20 países, y se hará una revisión de la Web actual del OIBESCOOP para su renovación y el lanzamiento, este mismo año, de nuevos Boletines electrónicos con periodicidad mensual.

El nuevo OIBESCOOP tiene previsto también retomar la colección de Anuarios Iberoamericanos de la Economía Social, serie que inició FUNDIBES en 2009 y de la que hay tres números publicados. La Asociación ha nombrado a los profesores Francisco Salinas y Baleren Bakaikoa para que coordinen un nuevo número, cuya publicación se prevé ya en 2018.

Colaboración de CIRIEC-España

Para la ejecución de todas estas actividades, el OIBESCOOP contará con la colaboración científica y técnica de CIRIEC-España. En palabras de Marcuello, la participación de la sección española del CIRIEC en esta nueva etapa “resulta imprescindible”. Y añade: “Los 30 años de experiencia en la investigación e información sobre la Economía Social han convertido a esta entidad en un referente mundial y ha generado un flujo incomparable de intercambios científicos y de pensamiento entre América Latina y Europa, y muy especialmente entre universitarios e investigadores latinoamericanos y de España y Portugal”.

El OIBESCOOP se ha planteado también presentar los resultados del primer año de su reactivación en una sesión del VI Congreso Mundial de Investigadores en Economía Social, entre los días 29 de noviembre y 2 de diciembre de 2017 en Manaos (Brasil).

Los orígenes del OIBESCOOP

A partir del proyecto auspiciado en su día por el Instituto Universitario de Investigación en Economía Social, Cooperativismo y Emprendimiento (IUDESCOOP) y CIRIEC-España, y presentado por el profesor Mario Radrigán, se conformó en 2008 un grupo de investigadores y expertos en 22 países en torno al “Observatorio Iberoamericano del Empleo y la Economía Social y Cooperativa” (OIBESCOOP).

La posterior colaboración por parte de la Fundación Iberoamericana de la Economía Social (FUNDIBES) completó el conjunto de actividades que a favor de la promoción de un espacio iberoamericano común de la Economía Social se desarrollaron durante más de una década por parte, esencialmente, de representantes de universidades y centros de investigación.

La crisis congeló los proyectos con radicalidad. Ahora, el OIBESCOOP se ha constituido en una asociación destinada a reavivar la colaboración internacional en la investigación y el estudio de la Economía Social y Solidaria en el ámbito iberoamericano.

Al respeto, la profesora Marcuello concluye: “La actualidad nos confirma la necesidad de retomar esa vía de estudio y análisis y de continuar con el proyecto de intentar generar un espacio común de la Economía Social iberoamericana, entendido dicho espacio como el punto de confluencia entre los países latinoamericanos, España y Portugal. La colaboración de todos los implicados e interesados a ambos lados del atlántico adquiere, sin duda, un componente esencialmente solidario y de futuro, que ancla su causa en la necesidad de superar de una vez ancestrales lastres sociales y humanitarios en la región”.

BUSCAR EN NOTICIAS

ÚLTIMOS TWEETS