02/06/2009

Integración y diálogo, dos de los desafíos más relevantes de la economía social en Iberoamérica

La falta de integración entre los actores de la economía social en la mayor parte de los países de la región a excepción de España, y la falta de conciencia sobre su rol en el campo del desarrollo en general, y en el ámbito de la generación de empleo e ingresos en particular, es una de las conclusiones más significativas del tercer volumen de La economía social en Iberoamérica, publicado recientemente por FUNDIBES bajo la coordinación del profesor de la Universidad de Santiago de Chile Mario Radrigán, y el patrocinio del Ministerio de Trabajo e Inmigración del Gobierno de España.

El estudio constata que hasta la fecha son muy escasas las mesas de diálogo donde puedan confluir los intereses de los distintos actores de la economía social en la casi mayoría de los países de la región. Por ello, desde las páginas del libro se recomienda generar las condiciones mínimas para establecer esos espacios de integración y de reflexión, de modo que se identifiquen, valoren y promuevan las prácticas y modelos efectivos de generación de empleo y mejora de la calidad de vida y la cohesión social a través de las diversas formas y entidades de la economía social.

En el terreno de la investigación de la economía social en Iberoamérica, en el estudio se afirma que aunque en los últimos años se avanzando mucho en los procesos de investigación y profundización sobre esta realidad en América Latina, aún quedan bastantes vacíos que llenar en donde la información disponible es muy escasa o inexistente. Por ello, el estudio concluye que cabe “fortalecer una línea de investigación sistemática, progresiva y acumulativa que permita contar con una visión completa y actualizada de la realidad del sector de economía social”.

“Para el caso del empleo y la generación de ingresos a través de emprendimientos colectivos, aparece como urgente el diseño de una metodología que permita integrar los esfuerzos de los actores de la economía social, con las políticas públicas de generación de empleo y capacitación para el empleo”, recomienda el estudio.

Políticas públicas de fomento

Las conclusiones del estudio incluyen un apartado también para las políticas públicas de fomento de la economía social, sobre las que afirma que existen una multiplicidad de experiencias orientadas a los diversos actores, con distintos resultados y diversas proyecciones. Sin embargo, las políticas públicas de empleo y de capacitación para el trabajo orientadas a emprendimientos colectivos, en una buena cantidad de países de la región no reconocen las particularidades y las potencialidades de las entidades de la economía social.

En este ámbito el estudio recomienda un importante esfuerzo para generar procesos de sistematización de experiencias de políticas públicas de reconocimiento y fomento a la economía social. Urge, además, una labor “de aliento” en materia normativa y legal, tanto en cada país, en lo referente a la situación de los distintos cuerpos legales que tienen relación con las entidades de la economía social, como también a nivel supra-nacional.

Culminación de un proyecto

El tercer volumen de la serie La Economía Social en Iberoamérica culmina un proyecto que ideó desde sus primeros momentos la Fundación Iberoamericana de la Economía Social (FUNDIBES). Se trata de dar una visión completa del estado de la economía social en los países de Iberoamérica, a través del análisis de expertos y estudiosos de cada uno de los países.

En el primer volumen se analizó la situación del sector en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, España, Honduras, Nicaragua, Uruguay, Venezuela, y se dio una visión regional desde el prisma del MERCOSUR. El Volumen 2 analizó las realidades de Bolivia, Ecuador, El Salvador, México, Paraguay, Perú, Puerto Rico y Portugal. En el tercer volumen se incorpora a Cuba y a la República Dominicana, con lo que en conjunto se alcanza las 20 realidades nacionales más una visión supranacional.

Pero en este tercer trabajo se aborda también una tarea comparativa de esas realidades, analizadas sobre la base de una amplia serie de parámetros: concepto de Economía Social; actores y entidades que la componen; las cifras de la economía social; políticas públicas, marcos jurídicos; economía social y pobreza, desarrollo rural, empleo, integración regional y globalización. También se aporta un análisis sobre la investigación y la educación en el campo de la economía social en Iberoamérica. De todo ello resulta una visión amplia, rigurosa y útil de una realidad trascendental para el desarrollo económico y social de Iberoamérica. De lectura imprescindible, el libro puede descargarse pulsando en el enlace de abajo.

 

BUSCAR EN NOTICIAS

Con la colaboración de: