05/08/2020

OPINIÓN: Juventud cooperativista: atravesando la tormenta al frente de sus organizaciones

Por Angélica Soberanes, presidenta del Comité Regional de Juventud, Cooperativas de las Américas, Alianza Cooperativa Internacional

Los líderes cooperativistas ausentes de la realidad histórica y de las personas que representan, no tienen cabida en medio de una crisis como la pandemia que estamos viviendo.

Durante tres meses de confinamiento he participado en 20 actividades virtuales como panelista y en alrededor de 40 reuniones, desarrollando varias propuestas e impactando a muchas personas en todo el mundo. Pero, ¿qué aprendí de estas experiencias? Que tengo todo por aprender.

¿Qué sigue después de la tormenta? La primera lección que me dieron los jóvenes fue que tenemos que acostumbrarnos a vivir dentro de la tormenta, con esa constante posibilidad de que las cosas se pueden salir de nuestro control. No hay tormenta porque tenemos algo que pocos tienen: la identidad. Nosotros no sólo tenemos una identidad, sino una identidad cooperativa. Un sentido de pertenencia que es forma de vida y se convierte en nuestro ADN.

La tarea de los jóvenes después de la pandemia es no olvidar la importancia que sus acciones representan para las cooperativas, los jóvenes tenemos la obligación de enfrentar el escenario post-pandemia con convicción asumiendo un liderazgo que nadie nos va a regalar, que hay que buscar, pero no arrebatándolo, sino construyéndolo con disciplina, integridad y mente abierta.

Esta pandemia nos enseñó que a veces hay que aprender a cubrir más necesidades con menos recursos, pero también cuestionarnos si las medidas emergentes de las cooperativas durante la emergencia sanitaria, deben seguir aplicándose aún después de la misma, teniendo a los jóvenes como promotores de la integración de planes de contingencia en las cooperativas.

Y finalmente, no olvidar que el cooperativismo es circunstancial, ninguna experiencia cooperativa es similar a otra, pero la esencia debe permanecer y para que eso ocurra, los cooperativistas estamos llamados a tener una flexibilidad de pensamiento, para poder escuchar al otro, poner en común y entonces, cooperar.

BUSCAR EN NOTICIAS

Con la colaboración de: